Una mirada cercana al planeta Mercurio


¿Te has preguntado alguna vez de qué estará hecho el planeta Mercurio? ¿Qué es lo que le hace tan diferente? ¿Y desde cuándo lo empezamos a observar? Pues ahora lo sabrás porque les diré todo sobre Mercurio.

Entre los años 1974 y 2011 han existido dos naves espaciales que visitan Mercurio. La primera nave fue el Mariner 10. El Mariner 10 mapeo el 45 por ciento de la superficie de Mercurio. La segunda nave fue el Messenger. Su nombre es un acrónimo de las siglas en inglés Messenger, Mercury Surface, Space Environment, Geochemistry and Ranging. El Messenger orbitó alrededor de Mercurio para estudiar cómo es el planeta, le dió la vuelta tres veces entre el 2008 y 2009, y lo orbitó entre el 2011 y el 2015. Ahora el planeta entero ha sido mapeado, revelando que su superficie fue formada por la actividad volcánica y el impacto de meteoritos.

Las temperaturas en la superficie de Mercurio pueden alcanzar los 430 grados Celsius (800 grados Fahrenheit). Aunque las temperaturas son muy altas, el Messenger ha observado que hay agua congelada en el fondo de cráteres profundos. Además, durante la noche las temperaturas pueden disminuir hasta los -180 grados Celsius (-290 grados Fahrenheit). En el 2001, investigadores usaron radares terrestres para estudiar el centro de Mercurio y descubrieron que su centro es parcialmente líquido. Como su centro es parcialmente líquido, la capa externa es de sólo 400 km (250 millas) de grosor.

Aunque hay grandes áreas planas en su superficie, también hay colinas que se extienden por kilómetros. La superficie de Mercurio es similar a la superficie de nuestra Luna, tiene muchos cráteres por el impacto de meteoritos y cometas. En vez de atmósfera, Mercurio tiene una delgada capa llamada exosfera, que está compuesta por átomos expulsados de la superficie por el viento solar y micrometeoroides poderosos.

Si una persona pudiese pararse en la superficie de Mercurio cuando éste se encuentra más cerca del Sol, el Sol se vería tres veces más grande de lo que se ve desde la Tierra. Como Mercurio está más cerca del Sol, es más difícil verlo desde la tierra, a excepción durante el amanecer y el atardecer.

La menor distancia entre Mercurio y el Sol es de 47 millones de kilómetros (29 million miles) y la mayor es de 70 millones de kilómetros (43 millones de millas). Un día solar para Mercurio tiene un equivalente a 175.97 días terrestres aproximadamente.

En 1631, Thomas Harriot y Galileo Galilei observaron Mercurio con el recién inventado telescopio. Mercurio hace una aparición estelar unas 13 veces al siglo. Cuando ésto sucede, podemos ver al planeta pasar frente a la cara del Sol. Éste fenómeno es conocido como tránsito. La primera persona en observar el tránsito de Mercurio fue Pierre Gassendi, utilizando un telescopio en 1631. Los primeros dos tránsitos durante el siglo XXI sucedieron el 7 de mayo del 2003 y el 8 de noviembre del 2006. El más reciente sucedió el 9 de mayo del 2016. Se espera que el siguiente tránsito suceda el 11 de noviembre del 2019.

Ahora que has leído sobre Mercurio, espero que te de curiosidad y leas más sobre éste asombroso planeta.

[Fuente: nasa.gov]

Name
Location
Email
Comment