Newspaper Sections

Special Series

Publications

About SSFP

Simpson Street Free Press

Aprende cómo se forman los fósiles de dinosaurios

Click Here to Read this Article in English

Al visitar museos de dinosaurios, normalmente uno encuentra grandes reconstrucciones de dinosaurios con lo que parecen ser sus huesos. En realidad, estas estructuras no son huesos y se llaman fósiles. Los fósiles son elementos o restos que quedan después de la muerte de animales y plantas; por lo general, se remontan a al menos 10,000 años.

Los fósiles pueden ser huesos, dientes, huellas, piel y heces. Hay dos tipos de fósiles, fósiles corporales o fósiles de trazas. Los fósiles corporales están formados por huesos y dientes. Los fósiles de trazas son impresiones de piel y huellas.

No todos los animales antiguos se convertirán en fósiles porque otros animales suelen comerlos cuando mueren. Sin embargo, los restos que no son comidos por otros animales y que están sujetos a las condiciones adecuadas pueden conservarse durante miles de años. La mayor parte de la fosilización ocurre cuando los animales son enterrados bajo sedimentos como arena, lodo o limo, por lo que los huesos están protegidos contra la putrefacción. A medida que las partes blandas del cuerpo se descomponen, las partes más duras, como los huesos y los dientes, quedan atrás. A lo largo de millones de años, las rocas rodean estas partes duras y los minerales del agua las reemplazan. Cuando los minerales del agua reemplazan completamente el material orgánico de los huesos, queda una “copia de roca” sólida o fósil.

Los fósiles se encuentran principalmente en rocas sedimentarias. Los paleontólogos utilizan varias técnicas para encontrar fósiles, como fotografías de satélite y mapas geológicos. Utilizan estas herramientas para examinar las distintas capas de roca antes de excavar en determinadas zonas. Suelen buscar en lugares con poca vegetación, crestas áridas y barrancos. Cuando se encuentra un fragmento de fósil, los paleontólogos quitan cuidadosamente la tierra suelta para revelar más del espécimen enterrado bajo tierra. Otras funciones, como martillos y cinceles, eliminan rocas y material más duro que cubre los fósiles. A medida que se revela más fósil, se aplica un pegamento especial en las grietas para mantener todo unido.

Al final, cuando todo está excavado, se coloca papel higiénico húmedo sobre los fósiles antes de cubrirlos con vendas para crear un yeso duro. El molde endurecido permite retirar fácilmente el fósil del sitio y enviarlo de regreso a museos y otros sitios para su estudio.

La fosilización es un proceso largo y complicado. Además, se requieren muchos pasos para excavar fósiles y estudiarlos adecuadamente. Aprender sobre el proceso de fosilización y los intrincados detalles que implica su estudio permite una mejor comprensión del campo de la paleontología y cómo los restos del pasado guían el trabajo que se realiza en el presente.

[Fuente: Museo Americano de Historia Natural]

Loading Comments...