Científicos están cada vez más cerca de una nueva vacuna universal contra la influenza


Mantenerse al corriente con las vacunas anuales contra la influenza puede ser difícil. Ser picoteado por una aguja se siente horrible, pero es mucho mejor que contagiarse del virus de la influenza, el cual en el peor de los casos puede matarte. Recientemente, científicos anunciaron que podrían ser capaces de desarrollar una vacuna universal contra la influenza. Esto representaría no más vacunas anuales y menos dolor.

Las vacunas funcionan al introducir una versión debilitada o deshabilitada del virus a tu cuerpo. El sistema inmune luchará contra esa versión debilitada, y al hacer esto, aprenderá cómo matar al virus verdadero. El cuerpo aprenderá cómo matar rápidamente a ese virus, mucho antes de que empiece a desarrollar síntomas.

Las estadísticas muestran que el riesgo de morir de influenza cambia de año en año. En algunos años menos personas mueren, pero otros pueden mucho peores. Por ejemplo, durante el invierno del 2012-2013, 56,000 habitantes estadounidenses murieron de influenza. Ésto sucede porque hay muchas variaciones del mismo virus. Las vacunas anuales no siempre son efectivas previniendo el contagio de la influenza pues se enfocan en un limitado número de variantes. Es por esto que es tan importante el desarrollo de una vacuna universal y efectiva. Una vacuna universal contra la influenza pues se enfocaría en todas las variantes del virus.

Es posible que un grupo de investigadores ya haya desarrollado tal vacuna. Su estudio es dirigido por Eric Weaver, un virólogo en la Universidad de Nebraska-Lincoln. Ésta vacuna funciona de una forma muy similar a la vacuna regular. Pero en vez de enfocarse solamente en variantes específicas del virus, trata de enfocarse en las características comunes que tienen todas las variantes. Los investigadores también han añadido un fragmento del virus de la gripe para que así se pueda replicar a sí misma.

La vacuna ha sido probada con ratones de laboratorio. Le dieron una dosis baja a algunos ratones y una dosis alta a otros. Otros ratones recibieron una dosis alta de Flumist, una vacuna no inyectable contra la influenza, y al resto de los ratones recibieron una dosis alta de Fluzone, la vacuna regular contra la influenza. Después de esto, los ratones fueron expuestos al virus de la influenza. Todos los ratones que no fueron expuestos a la vacuna de los investigadores murieron.

“Los ratones estuvieron bien protegidos por esta vacuna,” mencionó Weaver.

Aunque la vacuna trabaja muy bien, aún hay un problema. Como casi todos los adultos ya han sido expuestos previamente a parte de la vacuna, su sistema inmune atacará a la vacuna universal, previniendo que ésta provoque la inmunidad universal. El problema debe ser resuelto para que la eliminación de la influenza en los humanos pueda ocurrir.

[Fuente: Science News for Students]

Name
Location
Email
Comment