Antiguo pariente humano descubierto en el norte de China

El reciente descubrimiento del cráneo de un pariente humano desconocido en el noreste de China está creando un gran revuelo en la comunidad científica.

El cráneo fue encontrado originalmente en 1933 por un trabajador de construcción de puentes en Harben, China, durante la ocupación japonesa de la ciudad. Para evitar que los japoneses lo encontraran, el trabajador lo escondió en un pozo abandonado, donde permaneció durante décadas hasta que fue recuperado por su nieto en 2018, poco antes de la muerte de su abuelo. Sin embargo, fue sólo recientemente que este importante descubrimiento se hizo conocido. Se cree que el cráneo tiene unos 146.000 años y se encuentra en un estado excepcionalmente bueno.

Las características inusuales del cráneo han dejado a los científicos debatiendo sobre a qué especie pertenece. Es considerablemente más grande que otros cráneos humanoides, lo que sugiere que su dueño era más grande y más alto que el humano promedio. Tiene fosas nasales anchas para respirar el frío y una ceja gruesa, características asociadas con los neandertales. Sin embargo, también tiene rasgos faciales más parecidos a los humanos, como una curva suave en la frente y una forma de cabeza más redonda.

Muchos científicos piensan que es una nueva especie, incluido el equipo que la adquirió de la familia del trabajador. Incluso le han dado un nombre; “Homo longi”, nombre de la zona donde fue encontrado. Se cree que esta especie hipotética es una rama separada de los homínidos que se extinguieron cuando terminó la edad de hielo. Se cree que habrían estado más cerca de los humanos que cualquier otro pariente conocido, posiblemente incluso tan inteligentes como los humanos que vivieron durante ese período de tiempo.

Otra teoría es que el cráneo pertenece a un grupo exclusivo de homínidos conocidos como los denisovanos. Se sabe poco sobre esta especie, ya que la única evidencia de ellos son los patrones en el ADN humano y algunas muestras de dedos, dientes y mandíbulas. Esta evidencia es tan escasa que muchos todavía debaten su existencia. De la poca información que se tiene, se ha determinado que los denisovanos eran parientes cercanos del neandertal. Vivían en Siberia y otras partes de Asia. La falta de artefactos esqueléticos de los denisovanos hace que sea casi imposible emparejarlos con el cráneo recién descubierto. Actualmente, los únicos fundamentos para la teoría de que pertenece a esta especie son su ubicación y las diferencias con los cráneos humanos y neandertales.

Independientemente de si el cráneo es un denisovano o de su propia especie, el consenso general es que lo más probable es que sea un grupo separado de los humanos y los neandertales. Este descubrimiento es muy significativo, la búsqueda hacia el conocimiento de los orígenes humanos continúa. Los antropólogos esperan que este y futuros descubrimientos arrojen más luz sobre el árbol genealógico humano.

[Fuentes: CBS News; Diario del estado de Wisconsin; Noticias de la BBC]

Buen trabajo y espero que sigas haciendo articulos asi. – Santiago Rosero PereaChavez school (2021-09-30 14:28)
Name
Location
Email
Comment