Incluso los Cuerpos Celestes en Nuestro Universo Envejecen


Las estrellas no brillan todo el tiempo. En un punto de sus vidas, todo el gas que usan para generar energía se acaba y estas mueren. La muerte de una estrella puede causar eventos únicos como el crecimiento de un gigante rojo, una supernova, y puede incluso causar un agujero negro.

Cuando una estrella está muriendo, se convierte en un gigante rojo. Si nuestro Sol estuviese muriendo, se convertiría en un gigante rojo que podía alcanzar a Mercurio, Venus, y posiblemente la Tierra. Esa estrella crecería 100 veces más grande para convertirse en un gigante rojo. Después se haría 100 veces más pequeño.

Una supernova es una explosión que suelta gas, y puede generar un agujero negro. Esto puede ser aterrador porque nada que se encuentre cerca de un agujero negro puede escapar de este. La buena noticia es que los agujeros negros más cercanos están a 7,300 años luz de distancia de nosotros, así que por ahora estamos seguros.

[Fuente: Death of a Star]

Name
Location
Email
Comment