De adversarios a amigos: Los coyotes y zorros de Madison finalmente han hecho las paces


Un equipo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison que han observado de cerca a los coyotes y zorros que viven en la Ciudad de Madison han hecho un sorprendente descubrimiento, éstos cánidos rivales han hecho las paces.

En este momento, los investigadores están atrapando y etiquetando ejemplares de coyotes y zorros para entender qué es lo que causó esta insólita tregua. También están estudiando el comportamiento de estos animales y utilizando esos datos para informar a los residentes de Madison de métodos seguros para controlar un posible encuentro con éstos cánidos, además de regular satisfactoriamente a las plagas.

Para capturar a un coyote o a un zorro, los investigadores ponen trampas con la carne de los restos de venados atropellados como anzuelo. Después el cánido es sedado y anestesiado para después colocarle un collar con rastreo radial. Este proceso es repetido muchas veces al año, para reemplazar a los animales que hayan fallecido.

Al seguir los movimientos de los coyotes y zorros, los investigadores han recolectado una gran variedad de datos. Un descubrimiento notable es que la población de coyotes parece ser más estable que la población de zorros. Incluso, ninguna de las dos especies han mostrado señas de agresión entre ellas, a pesar de vivir muy cerca una de la otra.

El equipo cree que la abundancia de alimentos es la principal causa de ésta improbable amistad.

“En el campo, los animales más grandes tienden a matar a los más pequeños para reducir la competencia por comida”, dijo David Drake, director del Proyecto de Cánidos Urbanos de UW (UW Urban Canid Project) en una entrevista con el Wisconsin State Journal.

La escasez de comida no es un problema para los animales de Madison. Los patios de los residentes están llenos de comederos para pájaros y plantas comestibles, que atraen ardillas, conejos y ratones de campo. Con todas estas presas disponibles, los cánidos no tienen que competir por alimentos. Muchos coyotes y zorros se han mudado a Madison por ésta razón.

Los coyotes y zorros regularmente ocupan diferentes partes de Madison. Los coyotes prefieren los parques y zonas aisladas. Y a los zorros, por otra parte, les gusta frecuentar los patios de las personas.

De acuerdo con Drake, “Muchas personas han reportado que les han visto tomar el sol tranquilamente en verano, pasando el rato, así que no parece molestarles la compañía humana”.

Una estrategia efectiva para mantener a los cánidos alejados es el cerrar bien los contenedores de basura, lo cual previene atraer animales con el olor de la comida. Si uno se encuentra con un coyote o un zorro, la mejor opción es espantar al animal. Hacer sonidos fuertes y rociarles agua es una buena forma de mantenerlos alejados.

Otro objetivo de este estudio es el entender cómo controlar las plagas. Los investigadores están examinando “la paradoja del depredador”, que busca entender si el añadir depredadores incrementa o reduce la población de las presas. La respuesta a este dilema es crucial para decidir si el usar depredadores para limitar las presas puede ser una buena estrategia de control de plagas.

Para más información y oportunidades para contribuir a este proyecto, visite el sitio: http://uwurbancanidproject.weebly.com/, donde miembros de la comunidad pueden hacer donaciones y reportar avistamientos de coyotes y zorros.

[Fuente: Wisconsin State Journal]

Name
Location
Email
Comment